Convivencia de monitores

 

Maravillosa convivencia de los monitores MEL

 

El pasado fin de semana, los monitores MEL tuvieron su primera convivencia del curso. Formación, voluntariado y compromiso.

 

Según el propio testimonio de los monitores, la convivencia ha supuesto para ellos "una experiencia que me ha dado fuerza y ganas para transmitir a los niños lo que nosotros nos han transmitido...", "hacer todo en base a los valores que compartimos...", "para unirnos y saber más de los demás...", "experiencia única para unirnos más...", "descubro a Dios en cada uno de vosotros...", "olvidarse del mundo y hacer algo que nos sacad e la rutina...", una oportunidad genial para conocernos un poco mas...". 

En resumen, diversidad de experiencias en torno a un carisma y a unos valores.

 

Los monitores pudieron disfrutar de un voluntariado con ancianos en la residencia de mayores de El Balconcillo, aportando su alegría y entusiasmo. Pudieron compartir la fe a través de la oración y la adoración. Y aportaron su granito de arena para la organización y programación de las actividades del grupo. En su formación también contaron con la presencia de Pedro que les dio nociones básicas de primeros auxilios.

 

Podemos sentirnos orgullosos de nuestros monitores: unidos, conscientes de su labor, comprometidos, con el carisma micaeliano como motor,... ¡Son fantásticos! Nuestros niños están en las mejores manos.